¡¡¡Amigos!!!

Un gran saludo y parabienes. El ajedrez ha sido motivo de inspiración en muchos ordenes de la vida, y en la literatura ha dejado muchos ejemplos famosos. Hoy le quiero regalar un poema corto, pero que no deja de tener una gran belleza; de nuestra muy entrañable escritora mexicana Rosario Castellanos.

Paz y bien hermanos

P. Karpov

Ajedrez

Porque éramos amigos y, a ratos, nos amábamos;
quizá para añadir otro interés
a los muchos que ya nos obligaban
decidimos jugar juegos de inteligencia.

Pusimos un tablero enfrente de nosotros:
equitativo en piezas, en valores,
en posibilidad de movimientos.

Aprendimos las reglas, les juramos respeto
y empezó la partida.

Henos aquí hace un siglo, sentados, meditando
encarnizadamente
cómo dar el zarpazo último que aniquile
de modo inapelable y, para siempre, al otro.

Anuncios